Poema de Gabriel Moquete

El ratón mira la luna
y se dice, cabizbajo,
ay, si estuviera aquí abajo
al alcance de mis uñas.

El ratoncito travieso
piensa con gran interés
que aquello que en lo alto ve
es un pedazo de queso.

Quedóse sin sobresaltos
mirando el “queso” amarillo
provocador bocadillo
que colgaba allá en lo alto.

Y fue poca su fortuna,
lo pescó un dichoso gato
que lo zarandeó un buen rato
con su intrepidez gatuna.

El gato, una tras una
disfrutaba las mordidas,
celebrando su comida
bajo la luz de la luna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here